Amor a primera vista

Siempre he sido muy gatuna, incluso mucho antes de compartir mi vida con ningún gato, pero al contrario de lo que algunos piensan, que sea una "loca de los gatos" no excluye al resto de animales, todos me parecen hermosos y nuestro corazón tiene capacidad ilimitada para amar, así que... Por qué elegir o limitarnos? de hecho mis primeros hijos peludos fueron 2 conejitas y dos cobayas, no fué hasta algunos años después cuando llegaron mis primeros gatitos, Mau fue el primero en cruzarse en mi camino, luego Noe y hace 8 años sobre las siete de la tarde, tuve por primera vez en mis manos el mejor regalo de cumpleaños que jamás pude imaginar, Monike, mi primera perrita.

Por aquel entonces no tenía pensado incluir un perro en nuestra vida, aunque realmente casi todos nuestros peques han llegado de forma inesperada y así fue como justo el día de mi 30 cumpleaños una pequeña piratilla me cautivó desde la pantalla del ordenador, dudas, una pequeña charla con mi pareja y minutos después de aquella primera mirada estábamos escribiendo para adoptar.
Aún recuerdo los nervios, la noche sin poder pegar ojo, las horas que parecían no avanzar como suele suceder cuando tienes una cita importante, los preparativos, la búsqueda de información... Y por fín, allí estábamos, con una bolita diminuta y aterrorizada en las manos, una pequeñina que en sus pocos meses de vida no conocía más que la vida junto a su madre y hermanos en el campo, sin contacto humano.
Un reto complicado para alguien que adoptaba su primer perro, pero que estaba dispuesta a afrontar con ilusión y sobretodo mucho amor.

Y aquí estámos, celebrando nuestro octavo aniversario juntas, recordando con nostalgia aquellos primeros días, deseando haber hecho mejor algunas cosas pero queriendonos tanto o más que aquel primer día.
Por muchos años más loquilla 💜

Comentarios