Excusas que cuestan vidas

Hoy le sacamos la lengua a todos los que pasaron de largo, a los que no daban "un duro" por él, a los que decían que no merecía la pena, que era mejor asesinarle para "evitar sufrir" porque no duraría mucho,...
Excusas para justificarse a sí mismos, excusas para no hacer nada, excusas que por desgracia, en muchas ocasiones cuestan vidas 
Sí, cuestan vidas que no merecen desaparecer sin una oportunidad.
Brennan, ese gato moribundo del que hablo, tuvo su oportunidad; al llegar no sabía si saldría adelante, ni si viviría una semana, un mes o dos más, tan sólo tenía clara una cosa, mientras él quisiera lucharíamos juntos y si al final no podía ser, al menos pasaría sus últimos días arropado en cuidados y amor.
No fue fácil, fueron meses duros para ambos, pero.. ¡OYE!... Al final resultó que ese gato callejero al que todos condenaban no estaba tan desahuciado como parecía y aquí está, celebrando hoy el segundo aniversario de su renacer
Y esperando que sean muchos más 
Así que ya sabéis, la próxima vez que os encontréis ante una posibilidad de ayudar, dejaros de excusas que tan sólo atan las manos y calman la conciencia, tan sólo INTENTARLO, porque toda vida merece al menos una oportunidad.

Comentarios

  1. Gracias x no bajar los brazos!!! Felicidades Brennan y a ti. 💙😻

    ResponderEliminar

Publicar un comentario