miércoles, 21 de junio de 2017

La despedida

¿Qué se puede decir de un ser extraordinario? 
De un ser fuerte, valiente, inteligente, cariñoso, simpático, divertido... decenas de cualidades en un cuerpo de apenas 4 kilos.
Un valeroso guerrero al que el destino obligó a luchar en múltiples batallas; siempre fuerte, siempre ganando minutos que disfrutar, aferrándote a la vida y saboreando cada instante, aún sabiendo que la guerra estaba perdida...
Todo un héroe, pero también un ser tan dulce que aún con un hilo de vida, seguías poniéndote panza arriba al notar mis caricias, deseoso de compartir todos los mimos del mundo. 

Mi niño, mi Brennan... ¿Qué más puedo decir que no te haya dicho ya? 

Gracias por haberme permitido estar a tu lado hasta el último segundo.

Tan solo perdóname si alguna vez te he fallado; desde que llegaste he intentado hacer lo mejor para ti, luchar contigo por una vida mejor. ¿Recuerdas? entonces estabas tan malito que no sabía si podrías aguantar, mi corazón se aceleraba ante el temor de encontrarte sin vida al otro lado de la puerta, pero allí seguías, luchando y mejorando un poquito cada día. Entonces no sabía si serían días o meses, pero tenía claro que debía darte una oportunidad, intentar que fueras feliz. 
Al final me has regalado casi 3 años y espero haber conseguido mi propósito.

Mi niño, mi Brennan... te quiero tanto.

Ahora corre, salta, vuela junto a Danna, Queen, Yuki, Rubio,... y el resto de hermanitos que partieron antes de ti. Cuidaros mucho y ser felices todos juntos, hasta que nos volvamos a encontrar.

1 comentario:

  1. No puedo describir el dolor que me ha causado la partida de Brennan, al cual amaba desde la distancia como si lo conociera físicamente. Dos años he seguido tu historia pequeño, dos años emocionándome y preocupándome a la vez por tí, pero tranquilo y seguro de que estabas en el mejor sitio en que podías haber estado. Sabía que este día llegaría pero es muy doloroso aceptarlo. No tengo palabras tampoco para agradecer a Raquel y La Casa de Mau haberte rescatado cuando nadie daba un duro por tí, cuando parecía que no ibas a sobrevivir... y has estado casi 3 años más con nosotr*s gracias a ella y sus cuidados. Se nos fue el gran luchador Raquel, se nos fue y solo queda llorarle y recordarle siempre. GRACIAS INFINITAS.

    ResponderEliminar