sábado, 3 de junio de 2017

Quiero pero no puedo

Quiero pero no puedo...
Ante todo quiero aclarar que no dudo que realmente hay personas que por sus circunstancias (sean cuales sean) no pueden adoptar o acoger.
También tengo claro que quien realmente quiere ayudar, lo hace del modo que buenamente puede, ya sea como voluntario, donando económica o materialmente, comprando en tiendas solidarias, siendo teamer, difundiendo...
Lo que nunca entenderé, es a las personas que se encuentran un animal abandonado, lo "engatusan" con juegos y comida, lo llevan a casa, lo miman durante dos días y al tercero (que casualmente es viernes tarde), de repente ya NO PUEDEN TENERLO NI UN SEGUNDO MÁS
Tal como leéis, en mayúsculas y negrita es la urgencia con la que te hablan.

Porque NO, ellos con 1-2 perros (o gatos) en casa y tiempo libre por delante, no ven más salida que: ofrecerlo a todo aquel que encuentran a su paso sin importar en que manos caiga, como si fuera mercancía a punto de caducar; llevarlo a la perrera o volver a dejarlo en la calle, porque claro... Tenerlo dos días más en casa, ¡¡todo un fin de semana!! Eso es impensable, algo totalmente imposible.
Lágrimas y más lágrimas porque le han cogido "tanto cariño" que ahora no saben que hacer con el pobre animal, (por supuesto, ese "cariño" no llega como para tenerlo un par de días más en casa mientras se difunde o se busca alternativa).

Menos mal que siempre hay "tontos" que realmente se preocupan por ese pobre animal, aún sin conocerlo.
"Tontos" que aún teniendo ya 8 perros y treinta y tantos gatos le hacen un hueco a ese pobre animal.
Aunque suponga alterar nuestra vida y la vida de nuestros perretes; la tristeza de tener a una pobre perrita, buena y dulce a rabiar, encerrada en un jaulón mientras se van conociendo porque todos nuestros perretes son MUUUCHO más grandes que ella y la pobre se asusta; aunque suponga andar con mil ojos y el corazón en vilo, porque alguno de los perretes está en tratamiento por sus problemas de ansiedad y una nueva habitante supone elevar su nivel de estrés.
Aunque suponga más trabajo precisamente en el momento que peor te encuentras.
Aunque suponga repartir aún más tu tiempo, robarles minutos al resto de gatos y perros, minutos que precisamente no le sobran a mi Brennan, ni a los enfermitos, ni a mi...
Pero aquí estamos.
Porque nosotros, al contrario que esas personas, NO PODEMOS, PERO QUEREMOS.

**Por favor, si recoges/acoges/adoptas un animal, que no sea para abandonarlo de nuevo. 
Actuemos con responsabilidad #AnimalesNoSonCosas

No hay comentarios:

Publicar un comentario