jueves, 20 de julio de 2017

El paciente Kenzo

- ¿Me prometes que luego jugarás conmigo? 
- Claro que sí Kenzo. Hoy es tu día y haremos todo lo que quieras, pero antes tengo que recoger a tus hermanitos perrunos del vete. 
- ¿y tendré una cena especial? 
- ¡Por supuesto! Tu plato preferido y un rico pastel de atún para que estés aún más "lustroso". 
- Mmm... Deseando estoy que llegues mami. 
- Y yo mi linda bolita esponjosa. 


Aunque los cumples de nuestros peques suelen ser lo más importante del día, a Kenzo le ha tocado compartir la celebración de su quinto aniversario con los nervios de una jornada veterinaria.
  Y es que hoy, la actividad ha comenzado un poquito antes en #LaCasadeMau para dejar a estos dos pelufillos en el vete. 

Kenny para una más que necesaria limpieza dental (es increíble la cantidad de sarro acumulada que tenía con lo jovencito que es) y la pequeña Fibi para esterilizar... 
Ains...  Por más veces que lo haga (y van unas cuantas), nunca me libraré de los nervios / preocupación de dejarles, aún sabiendo que están en buenas manos. 
Deseando estaba que pasasen las horas para volver a la clínica y ver esas caritas radiantes de felicidad al vernos de nuevo; que por muy buenos que sean los vetes, no hay nada como estar en casa. 

Ahora sí, ya con todos sanos y salvos en casa... ¡Felicidades Kenzo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario