lunes, 25 de julio de 2016

#FelicesJuntos con Feliway y Feliway Friends

Aunque ya he hablado en alguna ocasión sobre este tema, aprovechando que hace poco he tenido ocasión de probar "Feliway Friends" y teniendo en cuenta que nos encontramos en plena temporada de viajes, vacaciones o escapadas, no podía dejar pasar la ocasión de publicar esta entrada.
Espero que os guste y sobretodo, sea de utilidad.



Como "sufrida madre" de una gran familia felina y consumidora fiel de Feliway, estaba deseando probar este nuevo formato, ya que, aunque casi todos nuestros gaticos se han criado juntos, como ocurre en todas las familias numerosas, por muy bien que se lleven, a veces surgen pequeños "roces" o tensiones derivadas de la misma convivencia.
Para evitar en lo posible el estrés y los problemas conductuales derivados del mismo (como por ejemplo, el marcaje, ya sea por orina o en forma de arañazos), habitualmente utilizo Feliway con bastante buen resultado.
Por desgracia, las feromonas de Feliway, aunque ayudan a crear un ambiente más relajado, no surten demasiado efecto cuando nos encontramos con gatos que se llevan mal, ya sea por no haber realizado las presentaciones correctamente, por caracteres dominantes, persecuciones, tensiones entre ellos... por eso, desde que supe de la existencia del nuevo Feliway Friends, el nuevo producto de Feliway destinado a aquellos hogares con gatos que se llevan mal, estaba desando probarlo con mis gatetes.

Antes de pasar a comentaros mi experiencia con Feliway Friends, me parece interesante recordar (para aquellos que os pille de nuevas), que es y la ayuda extra que nos brinda Feliway Classic ante diversos problemas de estrés o comportamiento de nuestros gaticos.
   
                                         Feliway Classic en Spray y recambio para el difusor


Feliway Classic es un producto inodoro para los humanos, que incorpora una réplica de la feromona facial F3 (feromona de familiarización) que liberan los gatos mediante una glándula ubicada en su barbilla, para marcar su territorio cuando se sienten cómodos en él.
En un lugar desconocido o en situaciones de estrés, como pueden ser: viajes, mudanzas, vacaciones, visitas al veterinario o ante la incorporación de nuevos miembros a la familia, esta feromona está ausente; por lo que el gato puede sentirse asustado, tratar de esconderse, mostrarse arisco, incluso realizar sus necesidades fuera de la bandeja de arena o arañar los muebles para marcar su territorio.
Con el uso de Feliway, no solo les ayudamos a controlar estos comportamientos, también a sentirse mejor ante las situaciones estresantes, ya que al percibir esta feromona sienten que se encuentran en lugar seguro.

Interesante, ¿verdad? pero... ¿realmente funciona?
Para responder a esta pregunta, mejor os comento mi experiencia.
La primera vez que usé Feliway fue en su formato spray; me lo recomendaron para Amaya, una preciosa gatita carey que teníamos acogida por aquel entonces en La Casa de Mau.

Amaya tenía auténtico pánico al transportín, la pobre lo pasaba tan mal que una simple visita al veterinario, suponía para ella un auténtico calvario, se estresaba tanto, que pasaba todo el tiempo jadeando y babeando de tal manera que terminaba empapada y tocaba lavarla al regresar a casa.
Por eso, cuando apareció una familia interesada en adoptarla, me preocupaba el hecho de que el viaje hasta su nuevo hogar fuera una experiencia demasiado traumática para ella, ya que tendría que pasar bastantes horas en el transportín. Así que, siguiendo el consejo de mi veterinario y algunas amigas que lo habían usado con anterioridad, me decidí a probar Feliway.
Varias semanas antes de su viaje comencé a pulverizar diariamente el interior del transportín siguiendo las instrucciones del envase, dejándolo abierto a su disposición una vez seco el producto, así poco a poco fue acostumbrándose a la "dichosa caja" que tanta ansiedad le producía y aunque no logramos que se sintiera totalmente relajada (a nadie le gusta pasar varias horas encerrado en un pequeño habitáculo), sí pudo viajar más tranquila hacia su nueva vida.

Tras aquella primera experiencia, Feliway no falta en casa, ya que con tantos gaticos entrando y saliendo, siempre nos resulta de utilidad para solventar alguna situación fuera de lo normal.
                            
Por ejemplo: cuando nos mudamos a la actual Casa de Mau, utilizamos Feliway en su formato difusor para que la adaptación a la nueva casa fuera más rápida; también suelo usar el difusor cuando surge algún problemilla de estrés o marcaje con orina, en este caso, además del difusor empleo el spray, pulverizando sobre las marcas de orina (previamente limpio la zona con agua y jabón) y sinceramente he de decir que siempre ha sido de gran ayuda.

Jesse y Kenzo posando junto a uno de los difusores 

Feliway Friends:
El modo de uso es similar al de Feliway Classic o cualquier otro difusor eléctrico, el difusor debe mantenerse enchufado continuamente, preferiblemente en la zona donde suelan pasar más tiempo los gatos y con espacio alrededor para que las feromonas se difundan correctamente (no es aconsejable ponerlo debajo de muebles o estanterías); durante los 30 días que dura el recambio liberará de forma continuada una copia de la feromona de apaciguamiento felino; feromona que es liberada de forma natural por las hembras después del parto para que los gatitos se sientan tranquilos, seguros y se lleven bien entre ellos.

 Kit de iniciación para 30 días, compuesto por un difusor y una recarga de 48ml

                                              Derek posando junto a Feliway Friends

Mi experiencia.
Antes de nada he de recordar que nuestra familia es bastante atípica, básicamente por lo numerosa, pero también porque casi todos nuestros pequeños tienen características especiales, ya sea por edad, carácter, enfermedades crónicas, ser callejeros poco sociables..., comento esto porque de partida el conseguir buenos resultados con Feliway Friends es más complicado para nosotros, que para una familia donde solamente convivan 2 o 3 gatos y creo que es importante tenerlo en cuenta a la hora de evaluar el producto.
Aclarado esto, paso a contaros como ha sido mi experiencia.


Hace ya algunos meses surgieron problemas de convivencia entre varios de nuestros gatetes, todo comenzó porque algunos de ellos comenzaran ha perseguir a dos de las gatitas con las que hasta entonces no habían tenido ningún problema, de hecho hace varios años que conviven y podríamos decir que se han criado juntos.
Creo que posiblemente todo comenzó como un juego, pero como ellas se pusieron nerviosas, huyendo, escondiéndose y bufando... pues poco a poco la tensión fue creciendo hasta el punto de amenazarse con la mirada, perseguirse e incluso llegar a las zarpas en alguna ocasión.

Durante los primeros días de usar Feliway Friends he de reconocer que no noté demasiado cambio, aunque también es cierto que precisamente pocos días antes de probarlo habían entrado en "modo acecho" y estaban algo más alterados de lo normal.
No fue hasta pasados casi 10 días cuando empecé a notar que las tensiones disminuían, a partir de ese momento noté como poco a poco se volvían más amigables en circunstancias que antes eran motivo de disputa, especialmente Shonyi (la gatita que sufría más acoso) pasaba más tiempo fuera de su escondite e incluso comía junto a sus compañeros sin espantarlos con las patas como suele ser habitual en ella, también se redujeron las persecuciones y los acosos en la puerta del transportín (lugar donde suelen esconderse del gato que adopta el rol de "cazador").

Por desgracia para nosotros ningún producto, por bueno que sea, es capaz de hacer milagros y espero que nadie tenga la esperanza de enchufar el difusor y ver como sus gatos se hacen inseparables de la noche a la mañana, ¡ojalá existiera algo así!, seguro que más de uno pagábamos lo que fuera por hacerlo posible; pero mientras llega ese producto milagroso, puedo decir que Feliway Friends es una buena ayuda para relajar el ambiente y que las pautas de modificación de conducta que sigamos sean más efectivas.

Resumiendo, a pesar de nuestro handicap de familia numerosa, la experiencia ha sido bastante satisfactoria por lo que en un hogar digamos... más convencional, estoy segura que los resultados serán más palpables.
Por mi parte, de ahora en adelante alternaré el uso de Feliway Friends y Feliway Classic para que mis peques estén lo más relajados posible y sean #FelicesJuntos.


Si queréis más información sobre los productos Feliway, sobre curiosidades y comportamientos felino, os animo ha pasar por la página de Facebook  El secreto de los gatos felices o por su Twitter.

jueves, 21 de julio de 2016

Kenzo Day

Seguimos con celebraciones en #LaCasaDeMau
En esta ocasión es el turno de Kenzo, uno de nuestros gaticos más guapos, que digo guapo, un auténtico bellezón!!
Porque no me diréis que esa carita y esos ojazos verdes son como para enamorarse

Feliz cuarto aniversario mi niño!!

domingo, 17 de julio de 2016

Señales del calendario

Semana llena de recuerdos.

Algunos que nunca hubiera deseado que llegaran, por inevitables que sean, como vivir el primer mes sin mi querido Rubio, tras tenerle cinco años en mi vida se me hace duro estar sin él.

Y en el lado opuesto, la celebración de la vida, del renacer con una nueva oportunidad, como ha sido el caso de Tessa y Freya, que durante esta semana han cumplido respectivamente su cuarto y tercer aniversario en La Casa de Mau.

Para ellas el miedo, el abandono, el hambre y la tristeza desaparecieron hace mucho de sus vidas, ya solo existe una vida de juegos y sobretodo mucho, mucho amor.
Felicidades preciosas locuelas.

viernes, 15 de julio de 2016

Perrica loca

Ay...
Tara, Tara... mi perrica loca.
No podemos bajar la guardia contigo, aunque lleves meses tranquila, incluso más de lo normal o tus crisis de ansiedad hayan bajado notablemente de intensidad.
De repente, no sé que pasa por tu cabeza que te enzarzas en una lucha sin razón aparente.

No te haces una idea de lo mal que lo pasamos todos, primero por veros pelear, por el estrés de separaros cuanto antes, tratar de alejar a los más pequeños para que no sufran "daños colaterales " y cuando todo queda atrás, las heridas, menos mal que suele ser mucho ruido para pocas nueces y apenas caen un 1 o 2 dentelladas, pero que mal rato!! Cuanto dolor innecesario.

Peor aún cuando después te miro y veo esa mirada en la que creo ver el arrepentimiento más profundo, incluso te acercas a lamer las heridas del pobre Kun como pidiendo perdón.

Y entre todo ese estrés, no puedo evitar sentir tristeza por tí, por los traumas que arrastras de esos primeros meses de vida  que desconocemos, por lo que debiste pasar antes de cruzarte en mi camino y por los impulsos que se apoderan de tí de tanto en tanto.
Tristeza, sí, pero también alivio, porque si aquel día del que ya han pasado cuatro años, no hubiera tropezado contigo, no sé que habría sido de tí, porque a pesar de los problemas, a pesar de los disgustos, en el fondo eres noble, leal y divertida. Porque los buenos momentos siempre pesan más que los eventuales malos ratos, pero sobretodo porque te quiero y siempre te querré, mi perrica loca.

martes, 5 de julio de 2016

Felicidad al cubo

Aunque siga con las redes sociales "aparcadas" por no saber encontrar un poco de tiempo que dedicarles, la vida no se detiene en #LaCasaDeMau
De hecho las últimas semanas han sido bastante intensas, emotivas e incluso agotadoras, tanto física como mentalmente.

Pero al fín parece que lo negativo va quedando atrás dando paso a una nueva energía cargada de felicidad 😊

Y hablando de felicidad.
Una de las mayores alegrías que puedes sentir es ver a tus pequeños luchar por superar sus dificultades, recuperarse y crecer disfrutando la vida.
Algo que saben bien como hacer muchos de nuestros "niños", aunque en esta ocasión me refiero concretamente a 3 de ellos: White, Brandon y la perrita Tara, que la semana pasada celebraron sus respectivos aniversarios.

Así que, FELICIDADES mis pequeños luchadores