sábado, 19 de noviembre de 2016

Amor a primera vista

Siempre he sido muy gatuna, incluso mucho antes de compartir mi vida con ningún gato, pero al contrario de lo que algunos piensan, que sea una "loca de los gatos" no excluye al resto de animales, todos me parecen hermosos y nuestro corazón tiene capacidad ilimitada para amar, así que... Por qué elegir o limitarnos? de hecho mis primeros hijos peludos fueron 2 conejitas y dos cobayas, no fué hasta algunos años después cuando llegaron mis primeros gatitos, Mau fue el primero en cruzarse en mi camino, luego Noe y hace 8 años sobre las siete de la tarde, tuve por primera vez en mis manos el mejor regalo de cumpleaños que jamás pude imaginar, Monike, mi primera perrita.

Por aquel entonces no tenía pensado incluir un perro en nuestra vida, aunque realmente casi todos nuestros peques han llegado de forma inesperada y así fue como justo el día de mi 30 cumpleaños una pequeña piratilla me cautivó desde la pantalla del ordenador, dudas, una pequeña charla con mi pareja y minutos después de aquella primera mirada estábamos escribiendo para adoptar.
Aún recuerdo los nervios, la noche sin poder pegar ojo, las horas que parecían no avanzar como suele suceder cuando tienes una cita importante, los preparativos, la búsqueda de información... Y por fín, allí estábamos, con una bolita diminuta y aterrorizada en las manos, una pequeñina que en sus pocos meses de vida no conocía más que la vida junto a su madre y hermanos en el campo, sin contacto humano.
Un reto complicado para alguien que adoptaba su primer perro, pero que estaba dispuesta a afrontar con ilusión y sobretodo mucho amor.

Y aquí estámos, celebrando nuestro octavo aniversario juntas, recordando con nostalgia aquellos primeros días, deseando haber hecho mejor algunas cosas pero queriendonos tanto o más que aquel primer día.
Por muchos años más loquilla 💜

jueves, 10 de noviembre de 2016

Excusas que cuestan vidas

Hoy le sacamos la lengua a todos los que pasaron de largo, a los que no daban "un duro" por él, a los que decían que no merecía la pena, que era mejor asesinarle para "evitar sufrir" porque no duraría mucho,...
Excusas para justificarse a sí mismos, excusas para no hacer nada, excusas que por desgracia, en muchas ocasiones cuestan vidas 
Sí, cuestan vidas que no merecen desaparecer sin una oportunidad.
Brennan, ese gato moribundo del que hablo, tuvo su oportunidad; al llegar no sabía si saldría adelante, ni si viviría una semana, un mes o dos más, tan sólo tenía clara una cosa, mientras él quisiera lucharíamos juntos y si al final no podía ser, al menos pasaría sus últimos días arropado en cuidados y amor.
No fue fácil, fueron meses duros para ambos, pero.. ¡OYE!... Al final resultó que ese gato callejero al que todos condenaban no estaba tan desahuciado como parecía y aquí está, celebrando hoy el segundo aniversario de su renacer
Y esperando que sean muchos más 
Así que ya sabéis, la próxima vez que os encontréis ante una posibilidad de ayudar, dejaros de excusas que tan sólo atan las manos y calman la conciencia, tan sólo INTENTARLO, porque toda vida merece al menos una oportunidad.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Friends

No imagináis la ilusión que me hace esta fotografía 😍
Sí, ya sé que no es muy buena y que encima Neón está medio dormido, pero aún así es muy especial para mí por un motivo.
Ver a Neón, por primera vez en cinco años con un compi felino 😸
Parece increíble con la de gaticos que tenemos y han pasado por #LaCasaDeMau, que haya pasado tanto tiempo sólo, pero así es.
Neón llegó a los pocos días de rescatar a mi añorado Rubio, otro inmunito bueno y cariñoso que pensaba sería un amigo ideal para él, pero mis planes se fueron al traste y por más presentaciones, pruebas e intentos que hice nunca pudieron estar juntos sin unas rejas por medio.
Por suerte no hay nada que no logre el carácter amistoso de Owen, desde que llegó fue el compañero de Rubio y ahora ha conseguido lo que creía imposible, "camelar" a nuestro gordi de tal modo que los juegos un tanto brutos de los primeros días han dado paso a estas siestas juntitos, con sesiones de acicalado mutuo incluídas.
Me apena que Rubio y Neón no lograran entenderse, pero al igual que nosotros no nos llevamos bien con todas y cada una de las personas que conocemos, ellos tambien tienen su propio carácter y preferencias